Precoodes, Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Corantioquia: Más de $3.600 millones para cuidar la vida

 

Más de $3.600 millones para cuidar la vida: fauna y flora silvestres.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Corantioquia fortalecen las acciones para proteger la fauna y flora silvestres, mediante estrategias educativas, de control y vigilancia orientadas a disminuir el maltrato, tráfico y tenencia ilegal de especies.

​El trabajo es realidad mediante un convenio en el que el Área Metropolitana del Valle de Aburrá invierte más de $1.363 millones en dinero y cerca de $54 millones en especie, y Corantioquia la suma de $1.100 millones en dinero y $48 millones en especie. Como parte de la operación del convenio, la Cooperativa de Desarrollo y Empleo Social (Precoodes) aporta $1.099 millones en especie.

74 animales silvestres regresaron a su hábitat natural

Zarigüeyas, babillas y diferentes especies de tortugas fueron llevadas al Magdalena Medio antioqueño, donde podrán vivir en libertad y aportar al equilibrio de los ecosistemas, luego de pasar por un proceso de recuperación, atención médico-veterinaria y rehabilitación, adelantado por profesionales y técnicos del convenio entre el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y la Cooperativa Precoodes.

72 de los animales liberados fueron recuperados del tráfico y la tenencia ilegal de fauna silvestre, mientras que 2 zarigüeyas fueron rescatadas por encontrarse en situaciones de riesgo. Se trata de 32 tortugas morrocoy (Chelonoidis corbonarius), 22 tortugas icoteas (Trachemys callirostris), 8 tortugas caja (Kinosternon leucostomum), 5 boas (Boa constrictor), 2 babillas (Caiman crocodilus), 2 tortugas palmera (Rhinoclemmys melanosterna), 2 zarigüeyas (Didelphis marsupialis) y 1 iguana (Iguana iguana).

52 de los animales fueron rehabilitados en el Centro de Atención y Valoración de la Fauna Silvestre (CAV) del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, en Barbosa; los otros 22 vivieron su proceso en el Hogar de Paso de Fauna Silvestre de Corantioquia, en San Jerónimo.

Solo en 2020, en el Hogar de Paso de Corantioquia se registra el ingreso de 423 animales procedentes del tráfico o tenencia ilegal como mascotas. A su vez el Centro de Valoración y Atención de la Fauna Silvestre del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y la Universidad CES registra un total de 3144 animales. De estos, 901 fueron entregas voluntarias y 78 fueron decomisos. Por tanto, 979 animales han ingresado este año al CAV por motivos de tráfico y tenencia de fauna silvestre en cautiverio.

Las autoridades ambientales reiteran a la ciudadanía que la fauna silvestre debe permanecer en libertad. Cuando estan en cautiverio los animales son obligados a modificar su dieta y con ello se altera su metabolismo. Los cambios de clima, separarse de sus congéneres, el encierro y estar en condiciones que no corresponden a su hábitat natural afectan negativamente y de manera inevitable la calidad de vida de cada animal.

Otros alcances del convenio

Con su trabajo articulado, las entidades continuarán con la atención médico-veterinaria, biológica, zootécnica de la fauna silvestre recuperada; el seguimiento y manejo de interacciones negativas del hombre con los animales silvestres; la educación ambiental acerca de polinizadores, como abejas y avispas; el manejo adecuado de especies invasoras, entre ellas el caracol africano (Achatina fulica); y otras actividades de capacitación a comunidades y miembros de instituciones educativas, así como de otras instituciones vinculadas con la protección ambiental.

Además, se avanzará en la declaratoria de áreas libres de fauna silvestre en cautiverio, estrategia que ha impactado positivamente en la disminución de la tenencia ilegal. Entre las metas del presente año está realizar declaratorias en los municipios de La Estrella, Envigado, Puerto Nare y Anorí, así como hacer seguimiento en aquellos lugares que ya fueron declarados libres de fauna silvestre en cautiverio.